EL ÉXITO DE SU NUEVA FLOTA EN 4 PASOS

No se trata únicamente de adquirir vehículos y hacerlos rendir lo suficiente como para tener que reemplazarlos. Hoy en día, la renta de vehículos le permite acceder a lo que necesita y modificar su plan cuando requiera, contando con seguridad, garantía, entre más servicios. Sin comprometerse a realizar gastos innecesarios.

 

  1. Obtenga el transporte ideal:En torno a su giro de negocios, usted decidirá qué tipo de elementos adquirir. Esta primera fase le resultará la más cara y decisiva, sin embargo, tener claro qué es lo que necesita le resultará una inversión a largo plazo.

 

  1. Consiga los mejores clientes: Edifique una base de datos de clientes y transportistas. Optimice las rutas y llegue hasta los clientes que más le interesen y que estén más interesados en usted.

 

  1. Conozca sus gastos: Tome el control detalladamente de sus gastos: mantenimiento, gasolina, costo de trabajo de todo el equipo… Así podrá optimizar sus recursos para nueva tecnología, como GPS o sensores que ayuden a mejorar el servicio al cliente: capacidad de carga, tiempo de entrega, etc..

 

  1. Evite “recortar” gastos: No puede dejar de entregar las cargas porque alguien no le pagó o está corto de dinero. Muchas veces, se prefiere recortar el transporte cuando no hay liquidez, trayendo consigo insatisfacción de clientes por la no entrega de carga, entrega tardía o en las peores condiciones. Recuerde que la flota es importante en su giro de negocio.

 

El camino para asegurar el éxito de su empresa es largo, pero con estos pasos podrá tener una idea de las bases claves para crear un engranaje perfecto.